Vacumterapia

¿Qué es?

vacumterapia

La vacumterapia es un procedimiento no invasivo que se realiza a través de la piel por medio de un equipo que ejerce presión negativa en zonas específicas del cuerpo, usando diversos accesorios con formas especializadas para las diferentes zonas a tratar.

¿Cómo funciona?

vacumterapia2

Se trata de una técnica francesa que actúa por succión a nivel hipodérmico mediante unos cabezales específicamente diseñados y que permiten utilizar las campanas de aspiración sobre una zona amplia del cuerpo, creando el efecto de un masaje, “masaje vacum”, que facilita el drenaje del líquido retenido en las células cuando se hace siguiendo las vías linfáticas, y que a diferencia de los masajes de toda la vida, ejerce la presión de dentro hacia fuera (masaje negativo).

El objetivo de este tratamiento es el de activar la circulación venosa y linfática, y sus resultados serán más espectaculares cuanta mayor experiencia tengan los especialistas que vayan a realizar el tratamiento, lo cuales previamente habrán hecho un estudio global del paciente para determinar las líneas de actuación a seguir con el mismo.

El bloqueo del sistema linfático provoca la acumulación de los líquidos y la grasa en diferentes puntos del tejido subcutáneo, provocando la aparicióon de la celulitis. Este masaje favorece la circulación de la linfa, con lo cual se consigue eliminar los excesos de grasa, descongestionar las zonas que aparecen más duras en los casos de celulitis fibrosas y compactas, mejorar la elasticidad, luminosidad y suavidad de la piel, y evitar la formación de arrugas, pues la microcirculación subcutánea se favorece.

Acción Fisiológica

     El desarrollo de este tratamiento se realiza por medio de una succión controlada la cual produce diversos efectos fisiológicos entre los cuales se encuentran:

  Aumento de la irrigación sanguínea por vasodilatación.

  Elongación sobre las fibras conectivas de la piel que se encuentran retraídas.

  Estimulación de los fibroblastos para la producción de colágeno y elastina.

  Distensión de las estructuras vasculares.

  Aumento en el flujo sanguíneo y nutrición muscular.

  Movilización de grasa subcutánea.

     Cuando sus manipulaciones se hacen siguiendo las vías linfáticas, realizando un buen drenaje linfático, básico para la buena evolución de cualquier tratamiento anticelulítico.

A nivel superficial favorece el mantenimiento y mejora la elasticidad cutánea. Produce un efecto exfoliante, desobstruyendo los folículos sebáceos y los poros, volviendo la piel más suave mientras la tensa.

Facilita la movilización cutánea descongestionando los territorios endurecidos e hipersensitivos al tacto típico de las celulitis fibrosadas. Mantiene la Tº corporal a través de la vasodilatacion y la eliminación del sudor permitiendo una regulación técnica mas correcta.

– A nivel vascular produce una gimnasia similar a una vasoconstricción-vasodilatacion, volviéndolos mas fuertes y retardando su envejecimiento (esclerosis). Este ejercicio contribuye a desbloquear la circulación haciendo que la sangre y el oxigeno fluyan masivamente a los tejidos celulíticos y adiposos (característicamente mal irrigados) mejorando el trofismo celular y favoreciendo y acelerando el drenaje de toxinas, también actúa a nivel de la microcirculacion.

Mediante la movilización y descongestionamiento de los tejidos, actúa como un importante método antienvejecimiento retrasando la evolución natural de los mismos. A nivel de las estrías que sufren una mala vascularizacion, con el vacum se incidirá sobre estos mejorando su aspecto.

Indicaciones

  • Celulitis.

  • Adiposidades.

  • Envejecimiento de la piel.

  • Cicatrices.

  • Estrías.

  • Contractura muscular.

  • Complemento de liposucción.

  • Levantamiento de glúteos.

  • Drenaje linfático.

 

Resultados

Conocidos los efectos mencionados anteriormente, el tratamiento de vacumterapia está indicado para las siguientes aplicaciones medico-fisiológicas:

  Drenaje y movilización de secreciones y de desechos del metabolismo, drenaje linfático y desintoxicación.

  Penetración profunda en las capas musculares, proporcionando alivio a los músculos lastimados.

  Mejora la textura y elasticidad de la piel previniendo así las arrugas.

  Provoca un aumento de la producción de elastina que lleva a desestructurar la fibrosis responsable de la acumulación de adipositos, presentes en el proceso celulítico.

  Produce aumento del metabolismo local de las grasas, generando así una reducción de la adiposidad localizada y moldeando el contorno corporal.

  Incrementa la oxigenación celular por aumento de la circulación.

  Es eficaz en el tratamiento de cicatrices (retráctiles por quemadura) ya que rompe la fibrosis.

  Este procedimiento también puede ser usado en el área facial para estimular la circulación local y mejorar la apariencia de la piel.

  El procedimiento ayuda a suavizar las irregularidades y puede reducir las medidas del paciente, al mismo tiempo se eliminan toxinas y residuos causantes de la celulitis.

  El incremento del flujo sanguíneo ayuda a reducir la acumulación de las grasas. Como consecuencia de esto se incrementa la microcirculación en forma notable, incidiendo estos factores sobre el proceso del metabolismo de las grasas y la lipólisis.

Ventajas

Es un tratamiento seguro.

No requiere hospitalización, después del tratamiento el paciente vuelve a un estilo de vida normal de inmediato.

No se requiere anestesia.

No es un procedimiento invasivo.

No requiere intervención quirúrgica.

Desaparición progresiva de la piel de naranja.

Se evita la reproducción de la célula adiposa.

Los resultados se pueden mantener por un un largo período de tiempo con hábitos saludables.

Se puede aplicar en diferentes partes del cuerpo, las zonas más afectadas son el abdomen, caderas, muslos y glúteos.

Contraindicaciones

  • Fragilidad capilar.

  • Várices.

  • Cáncer.

  • Hipertensión arterial no controlada.

  • Embarazo.

  • Tratamiento con anticoagulantes.

  • Flebitis y trombosis.

  • Afecciones de la piel.

  • Hernias.

  • Diabetes.

 

Duración del tratamiento

La sesión puede durar entre 30 a 35 minutos, dependiendo de la extensión del área a tratar.

El número óptimo de sesiones es entre 12 y 15, siempre dependiendo de las características de la persona, y luego una vez mensual.

Las sesiones se pueden llevar a cabo dos veces por semana.

Recomendaciones

  • Dieta balanceada, rica en fibra.

  • Ingerir abundantes líquidos.

  • Realizar mínimo 30 minutos de ejercicio cardiovascular diariamente.

  • Suprimir o disminuir el alcohol, tabaco y café.

  • Reducir el estrés.

  • Dormir más de 7 horas.

  • No usar ropa ajustada.

  • No usar zapatos con tacones altos o muy planos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s